Un ‘lince’ a la defensiva

IMG_20170701_154954_099

A Luis Ángel Maté, a quienes todos conocen como ‘El lince de Andalucía’ porque, de pequeño, sus amigos de Marbella le decían que era más raro que un lince por querer ser ciclista y con lince se quedó, le cuesta perder el humor hasta cuando se complica la competición. Él es de los especialistas que saben ver, meterse y aprovechar lo que se podría denominar como la escapada buena, pero en este Tour tiene que correr a la defensiva. ¿Por qué? Pues lo cuenta él mismo: “El Cofidis, mi equipo, tiene una opción clara en este Tour para intentar ganar una etapa y es con Nacer Bouhanni al esprint. Por eso, en las etapas llanas, más que fugarme debo evitar que se produzcan escapadas”. La misión de Maté, además, es estar en la formación que preparará la llegada a su jefe de filas y tratar de dejarlo lo más arriba posible y lo más cerca de un Marcel Kittel que ha estado intratable en las dos primeras semanas de carrera. Cinco victorias ha conseguido hasta las cercanías de los Alpes.

Lo único que le quita el humor a Maté es el forúnculo que le ha aparecido hace unos días y que, evidentemente, montado sobre una bici y disputando nada menos que el Tour no es la mejor manera de curarlo. “Todos los corredores que corremos el Tour, los que están mejor clasificados y los que andamos más tranquilos en la general, tenemos algún problema en la tercera semana. Cuando no te duele una cosa lo hace otra. A mí el forúnculo me produce problemas de espaldas porque no puedo sentarme en la posición adecuada en el sillín ni pedalear lo mas cómodo posible”. Tantos, que terminada la etapa tiene que ir al hospital. Ahora a cruzar los dedos para llegar a París. El ciclismo no siempre es justo con sus practicantes.

Maté tiene más trabajo en etapas llanas –y mucho más si aparece el viento– como la que se disputa este martes– que en las jornadas de montaña cuando sabe que Bouhanni también rodará tranquilo. Y la respuesta que da puede sorprender a los más profanos con el ciclismo. “En las etapas de montaña es cuando más disfruto porque no me tengo que esforzar tanto ni ir tan rápido como los que están disputando la clasificación general. Así que busco un grupo que vaya algo más lento. Y es entonces cuando disfrutas del Tour, de los paisajes y sobre todo de los espectadores que no paran de animarnos. Además, de vez en cuando aparece un ‘friki’ que te conoce y que te anima citándote por tu nombre”.

Él es uno de los dos corredores españoles que el Cofidis ha alineado en este Tour, el otro es Dani Navarro, quien tampoco ha conseguido pillar la escapada buena aunque sí estuvo muy activo en la gran etapa por el Jura y en la jornada del domingo pasado por el Macizo Central. Ambos, cuando acabe el Tour, irán a la Vuelta… y tratarán en lo posible de disfrutar también con la ronda española.

 

 

Temas