A los mandos de la Vuelta: ¡acción, cámara!

realizacion

No se grita, ni acción, ni cámara. Y eso que cámaras hay para dar y regalar. Sentado en las entrañas del camión de realización están Alfonso Rodríguez y Pablo Acosta. A ambos les cuesta enumerar las retransmisiones deportivas que llevan a cuestas. Alfonso, que es de Barcelona, de los estudios de TVE en Sant Cugat, se incorporó a la Vuelta hace ocho años, mientras que Pablo, de Torrespaña (Madrid), casi pierde la cuenta; nada menos que 21. Pero, ojo, que los dos realizadores, los responsables de que las imágenes de la carrera se vean en todo el mundo, ellos realmente están a los mandos de la Vuelta, tienen la voz y las manos gastadas de los eventos deportivos que han retransmitido. “Por ejemplo -recuerda Pablo- fui el responsable de la final de la Champions que se jugó en el Bernabéu”; la del 2010, la que Mourinho, con el Inter, le ganó a Van Gaal, con el Bayern.

“La dificultad para retransmitir una carrera ciclista es máxima -cuenta Rodríguez-. Posiblemente sea la realización más complicada que pueda darse en eventos deportivos. En una cancha de básquet, de tenis o en un campo de fútbol todo pasa en el cuadrante y allí tienes las cámaras colocadas. Aquí van en cuatro motos y las motocicletas circulan al lado del pelotón. Y muchas veces pasan por carreteras estrechas y tienes que colocarlas con los escapados, los favoritos, el pelotón, etcétera. Y se tiene que ver la caída, el demarraje. Y a veces es complicado llegar”. Es entonces cuando alguien, desde casa, ajeno a todo este ajetreo, se enfada. “Sí, lo sabemos, pero tratamos de que no se pierda detalle de la carrera”. Todo pasa rápido. Llegan las consignas a los pilotos, a los cámaras. Y, además, este año la realización cuenta con el apoyo de un exciclista, el catalán Miguel Ángel Iglesias, que también colabora con TVE en las retransmisiones de clásicas y carreras de una semana. Al igual que hace en el Tour Ronan Pensec, exprofesional francés, da su punto de vista al realizador, desde la mirada objetiva de alguien que ha corrido la Vuelta.

Dos helicópteros en los cielos; uno para repetir la señal de la competición deportiva y el otro para que el espectador se nutra de los conocimientos culturales, de los monumentos y paisajes por los que transita la carrera. A lo largo del año, Carlos de Andrés, el narrador de la carrera para TVE, y el realizador Ángel Parra han localizado y situado todos estos enclaves, cuyos puntos concretos también se envían a todos los canales que retransmiten la prueba en otros países e idiomas.

El camión de realización, aparcado en la Avenida de la Aviación Española de San Javier, meta de la sexta etapa de la Vuelta, ya está a oscuras. Cinco personas; los dos realizadores, los mezcladores e Iglesias ya están en sus puestos. ¡Acción, cámara! Comienza la retransmisión. Las motos ya están repartidas en las carreteras murcianas. De Andrés y Pedro Delgado, situados en el estudio móvil y Juan Carlos García sobre la moto de comentarista. Ahora ya es cosa de los ciclistas que el espectáculo de las bicicletas, de la Vuelta, sea más o menos intenso.