El mercader de ciclismo

Gianni

Cuando nadie pensaba en la venta ambulante de productos ciclistas Gianni Marcarini ya recorría media Europa con su furgoneta cargada de ‘maillots’, ‘coulottes’ y gorras. Cuando solo unos pocos comenzaban a creer que internet podía ser un buen canal para comercializar sus productos, Marcarini creaba una página web cargada de reliquias ciclistas, del deporte que practicó profesionalmente de joven, su pasión y también su negocio.

Un día, de eso ya hace muchos años, Marcarini decidió aparcar su furgoneta cerca de una meta, colocar unas mesas plegables y sobre ella centenares de productos, los que hacen las delicias de cientos de aficionados que se acercan a las salidas y llegadas de las principales carreras ciclistas. El domingo pasado, Marcarini estaba instalado por la tarde en Bélgica y al lunes siguiente ya había recorrido más de mil kilómetros para llegar a Calella y ofrecer sus productos. En unos días estará en la Vuelta al País Vasco, pero también se le podrá por el Tour de Flandes, la París-Roubaix y, por supuesto, el Giro, el Tour y la Vuelta.

“Recorro más de 100.000 kilómetros al año”, explica mientras cuelga ‘maillots’ históricos confeccionados con las prendas actuales como el del Molteni, el mítico jersey que llevó Eddy Merckx con gallardía, o el Mercier, entre otros, de Raymond Poulidor con quien corrió Marcarini en los años 60. Fue profesional entre 1961 y 1971 y llegó a ganar, como triunfo más importante, el Gran Premio de Plouay, en Francia. En 1964 participó en la Vuelta aunque no la pudo acabar, pero sigue presumiendo de haber sido un fiel gregario del gran ‘Pou-Pou’.

“Este año el producto estrella es el ‘maillot’ de Julian Alaphilippe, sobre todo en Francia, pero lo que siempre más me piden los aficionados es el jersey réplica del Molteni de Merckx“. Las carreras le cobran un pequeño canon para que pueda instalarse en el perímetro de las salidas y las llegadas. Su imagen y su negocio ya forman parte del paisaje ciclístico de este excorredor de casi 79 años que nació en Treviso (Italia) pero que decidió nacionalizarse francés por allá 1966 y que no lleva la cuenta de los ‘maillots’ que ha vendido durante las últimas cuatro décadas.

Temas