Cuando los niños toman la Vuelta

Contador Cofidis

No hay mayor satisfacción que ver la cara de un niño cuando descubre que le han regalado una bicicleta. Se habrán modernizado, se habrán encarecido más o menos, pero la bici siempre ha sido un obsequio apreciado para cualquier niña o niño. La cuidarán más o menos o incluso decidirán ‘destrozarla’ tratando de superar esas cuestas de garaje que ya han sido inmortalizadas por la Vuelta. Se creerán que sus piernas son las de Valverde, de Roglic, de Superman o de cualquier otra estrella de la carrera. Pero, a la vez, y ahí está el trabajo y la función de los padres, deberán saber que no solo es un juguete sino un vehículo, que hay que respetar a los que circulan a tu lado, no saltarse las señales, llevar casco y sobre todo ir siempre con los ojos muy abiertos porque no hay una carrocería cuando se está pedaleando que protega al ciclista de cualquier altercado.

Los niños tomarán este jueves la meta de la Vuelta en Bilbao, tal como lo hicieron el sábado pasado en Igualada o en Alicante, en el primer lunes de carrera, cuando Alberto Contador, convertido en embajador de la Vuelta Junior, entregó los trofeos a los chavales alicantinos que habían sido los más rápidos en sus carreras.

Es la hora de los pequeños, de los que disfrutan con la Vuelta Junior, un proyecto que fomenta tanto el uso de la bici como los hábitos saludables y que nació hace nueve años de la mano de Cofidis. Desde entonces y hasta este martes, en la capital vizcaína, 250.000 niños han tenido el gusto de poder recorrer en bici el último kilómetro de 90 metas de la Vuelta, repartidas en 40 provincias españolas. Han sido los alumnos de mil escuelas españolas, que, al margen de tratar de ser los más rápidos en la fase final de la etapa, han recibido hasta 12.000 horas formativas.

No se trata de que salgan los campeones del futuro, que tampoco hay que descartarlo, sino que vean que el ciclismo es saludable y que puede ser una buena fórmula para mover el cuerpo, hacer deporte y, al principio, acompañar a los padres por rutas tranquilas sin el acoso de los coches. En Igualada, por nombrar la última cita de la Vuelta Junior, recibieron las lecciones 12.700 escolares repartidos en 13 centros de la capital del Anoia. La experiencia se repetirá luego en ciudades como Oviedo, justo después de que Cofidis haya anunciado que amplia el compromiso como patrocinador principal de la Vuelta hasta el año 2022.