¡53 Tours! Récord Poulidor

Poulidor

En una prehistórica aldea Raymond Poulidor sería el venerable anciano. Sus opiniones estarían consideradas como sentencias ante cualquier indecisión o duda de los más jóvenes. A la cabaña de Pou-Pou acudirían todos a pedirle consejo y no se daría un paso sin saber lo que él pensaba. A los 79 años, la imagen de Poulidor, vestido de amarillo, lo que no consiguió cuando era el gran ídolo de Francia, es uno de los referentes del Tour. Y a él se acercan los aficionados franceses reclamándole un autógrafo y una foto. Sin embargo, hace años eran aficionados de todas las edades los que le  adoraban. Hoy suelen ser honorables jubilados los que acuden a verlo con sus nietos, que ejercen de fotógrafos para contentar al abuelo mientras posa al lado de Poulidor.

Debutó en el Tour de 1962, en sensacional duelo con Jacques Anquetil, y fue tercero. Desde entonces, y ya se han cumplido 53 ediciones, Poulidor nunca ha faltado a la ronda francesa; primero de ciclista, luego como colaborador de la televisión y la radio francesas y desde hace 15 años como reclamo de LCL, la entidad bancaria de Lyon, que patrocina el jersey amarillo; de ahí, que Pou-Pou vaya vestido con este color.

Esta mañana en Abbeville, como cada día mientras rueda el Tour, Poulidor se ha sentado en la zona del village (el recinto acotado para patrocinadores e invitados) reservada para su entidad bancaria y allí, como el venerable anciando de la aldea prehistórica, ha vuelto a exhibir sus conocimientos ciclistas a todos aquellos que se le han aproximado. Cada año realiza su pronóstico, recuerda sus gestas o sus disgustos por los Pirineos o los Alpes y cuando alguien le insiste en que siempre será considerado como el eterno segundón –cuando un deportista, de cualquier especialidad, se convierte en un coleccionista de segundos puestos, se le bautiza como PoulidorPou-Pou recuerda que en 1964 ganó la Vuelta y que su palmarés se nutre de importantes victorias en la Milán-San Remo, Flecha Valona, Dauphiné, París-Niza y el desaparecido Midi Libre.

Siete victorias de etapa consiguió en el Tour, ocho veces subió al podio de París, primero en el Parque de los Príncipes y luego en los Campos Elíseos. Cinco veces llegó a París en tercera posición y tres en segunda. En 1976, un año antes de retirarse de la competición, ocupó la tercera plaza en el Tour de Lucien van Impe.  Tenía 40 años. Qué tomen nota Purito Rodríguez y Alejandro Valverde.

“Son 53 años viniendo al Tour. Los 14 primeros como ciclista. Nunca he fallado y si en el 2016 no me falta la salud volveré otra vez”. Sonríe Pou-Pou y estrecha la mano. Como los venerables anciandos que son felices nunca deja de sonreír. Atrás han quedado los duelos de Poulidor con Anquetil, como la memorable ascensión al Puy de Dôme de 1964, la primera vez que la televisión francesa programó un final de etapa en directo. Todo el país vibró con los dos divos del pedal. Anquetil llegó a manifestar que no deseaba ver a otro ciclista por detrás de él que no fuera Poulidor.

Durante la época profesional Anquetil y Poulidor mantuvieron rivalidad y enemistad. En los últimos años se hicieron amigos. Cuando Anquetil pasaba sus últimos días de vida en el hospital, enfermo de cáncer, Poulidor fue a visitarlo. “Amigo, hasta en esto te ganaré. Me moriré antes que tú”. La frase de Anquetil jamás se le olvidó a Poulidor.

Temas